BLog

Tutoriales, guías, recursos y todo lo que necesitas

La música, la felicidad y la salud
aprossec.com
23/02/2021
Foto de picjumbo.com en Pexels

Según Huron (2001), la música «puede contribuir a la solidaridad grupal, fomentar el altruismo, mejorar la eficacia de las acciones colectivas y coordinar el trabajo en grupo

La música es uno de los pocos fenómenos que activa, incluso más que el lenguaje verbal, prácticamente todas las áreas conocidas del cerebro y la mayoría de los subsistemas neuronales

Para valorar hasta qué punto la música incide en la felicidad, es importante comprender lo que realmente se está midiendo y de qué modo se lleva a cabo

Si el planteamiento se orienta estrictamente a la felicidad, las mediciones suelen depender de encuestas que formulan preguntas simples y subjetivas

En cambio, si el enfoque se centra en dimensiones más específicas de la felicidad, como el estrés, es posible medir con precisión diversos indicadores fisiológicos, como una presión arterial alta, niveles elevados de cortisol (hormona del estrés) y la frecuencia cardíaca, por lo que son más objetivos que las encuestas

Los vínculos entre música y felicidad están presentes desde hace tiempo en la religión, la filosofía, la biología y la medicina generando un interés similar en la comunidad empresarial

El empleo de música como elemento de marketing atestigua su importancia en la manipulación de los estados de ánimo

Blood y Zatorre (2001) señalaron que en las respuestas emocionales a la música intervienen las mismas regiones cerebrales que en las asociadas con otros estímulos

Para investigar el campo de la música y de las emociones observaron las reacciones desencadenadas por música agradable y por música desagradable (usando la disonancia para suscitar reacciones negativas)

Mediante el empleo de técnicas para la obtención de imágenes cerebrales (tomografías por emisión de positrones o Positron Emission Tomography, PET), trazaron un mapa de las actividades cerebrales que intervienen en el procesamiento de la música y analizaron la reacción neural a respuestas altamente positivas mediante los denominados «escalofríos musicales»

Observaron que el patrón de actividad cerebral obtenido con los escalofríos provocados por la música es similar al que se obtiene con los estudios de imágenes cerebrales sobre la euforia y las emociones placenteras derivadas del consumo de cocaína en sujetos adictos a esta sustancia.

Shares

Últimas noticias

Publicaciones

Quizás también te interese leer…

Glándula pineal

La glándula pineal o también llamada epífisis, es una glándula endocrina diminuta que alberga nuestro cerebro y se encarga de producir melatonina. La melatonina es la hormona que regula los ciclos del sueño de nuestro cuerpo. El nombre de esta glándula se debe a su...

La postura correcta

El cuerpo humano constituye una estructura compleja y armoniosa, cuyo equilibrio requiere actividad física y movimiento constante La inmovilidad prolongada, las posiciones incorrectas mantenidas durante mucho tiempo, así como el estrés y la tensión, pueden conducirnos...

Camina, salta, baila

Foto de Vlad Chețan en Pexels Moverse no es hacer ejercicio; el movimiento es mucho más que eso. ¿Cuánto hace que no das un salto, que no te arrastras, que no te cuelgas y dejas caer, que no mantienes el equilibrio sobre una sola pierna? Esta es la idea que plantea...

EMPEZEMOS

¿Listo para hacer un cambio real? ¡Construyamos esto juntas y juntos!